Admirable Ejemplo

IMG-20151028-WA0035
Por Carlos Augusto Rojas C.
 
Podría parecer un acto rutinario del alcalde que sale, en reunión con el alcalde electo. Pero no, no fue eso simplemente. Pocas horas después de conocido el resultado electoral, el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, invitó al alcalde electo, Augusto Ramírez Uhía, a conversar. Habían sido rivales en 2011, y lo volvieron a ser indirectamente en 2015, pero la campaña ya pasó.
 
Según las fotografías y los boletines de prensa, lo que imperó en esa reunión fue un ambiente de distensión, de cordialidad, de mutuos gestos amables entre un par de personas que han puesto los intereses de Valledupar por encima de estériles confrontaciones políticas. Han dado ellos una admirable muestra de grandeza, de responsabilidad, de buenas maneras, de visión como líderes de vastos sectores de opinión. A la velocidad del rayo, comprendieron que la campaña ya pasó y que llegó la hora de voltear esa página para bien de esta ciudad maravillosa, a la cual ya no la ataja nadie en su ruta hacia un futuro promisorio. A Valledupar no la ataja en ese camino ni siquiera los pocos despistados que quisieran ver enfrentados al alcalde saliente con el entrante. 
Reconforta y alegra el espíritu vallenato, que lo tengo como si hubiera nacido aquí, cuando se lee lo que dijo el alcalde electo sobre la reunión:  “la verdad resalto y agradezco el gesto del alcalde Fredys Socarrás, él mismo me llamó, extendió esta invitación, debo reconocer su grandeza política, su humildad de mandatario; en lugar de replicar lo malo que sucedió en el pasado está dando un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, su disponibilidad para transferirnos todo ese conocimiento para avanzar más rápido todo el proceso de gobierno”.
Y lean las palabras del alcalde Socarrás: “Tenemos toda la disposición para el empalme, para engranar todos los proyectos, entregar la información de nuestros logros, de las relaciones que hoy tenemos con organismos nacionales e internacionales y ponernos a disposición para suministrar la mínima información para un proceso eficiente y productivo; seré un soldado más en esa tarea, esta es una administración que ha trabajado con tranquilidad y transparencia y queremos mostrar el cómo encontramos y cómo vamos a entregar el municipio, en donde las cifras demuestran que se ha tenido la verdadera transformación”.
Ejemplo admirable han dado Fredys Socarrás y Augusto Ramírez Uhía, y eso nos debe llenar de orgullo a quienes tenemos el privilegio y el honor de vivir en esta ciudad a la que todo el mundo quiere venir y de la cual nadie quiere irse. Ni siquiera en Bogotá, que por ser la capital del país uno supone que sus dirigentes están llamados a actuar con grandeza, se ha dado una reunión entre Petro y Peñaloza, por culpa del primero, obviamente.
 
Afortunadas las comunidades que tienen como líderes a personajes que después de las contiendas electorales se despojan de las charreteras de combatiente y se visten con el traje reservado a los auténticos protagonistas de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.