En colegio de la Contraloría General en Bogotá ofrecieron homenaje a su fundador, el ex Contralor Aníbal Martínez Zuleta

 

Homenaje-Colegio-Contraloria-1

Estudiantes del Colegio de la Controlaría General de la República, con sede en Bogotá, conmemoraron los 38 años de creación de esa institución, ofreciendo un homenaje a la memoria de su fundador, Aníbal Martínez Zuleta.

El  Colegio de la Controlaría  fue creado en 1977 mediante Decreto 929 por iniciativa del excontralor Martínez Zuleta; entró en funcionamiento el 21 de febrero de ese mismo año ofreciendo los niveles de preescolar y primaria. La demanda de nuevos cupos aumentó entre 1978 y 1979, por lo cual se abrió la jornada de la tarde y se inició el primer grado del nivel de bachillerato; la primera promoción de bachilleres fue proclamada en 1984.

El propósito de Aníbal  Martínez al crear este centro educativo, fue el de educar a los hijos de los empleados de la Controlaría General, lo cual ratificó la importancia que el dirigente vallenato le dio siempre a la educación  como factor generador de desarrollo humano y social, la misma motivación que después lo llevó a construir en Valledupar las concentraciones  escolares Jaime Molina Maestre en el barrio Villa del Rosario, Alfonso Cotes Queruz en el barrio La Esperanza y 42 pequeñas escuelas en comunidades de la Sierra Nevada.

En homenaje a su fundador, los estudiantes elaboraron carteles de agradecimiento, se ataviaron  con sombreros costeños, decoraron el escenario con bombas verdes y blancas, que son los colores de la bandera del Cesar, y cantaron el himno de Valledupar, que se aprendieron expresamente para esta ocasión, con apoyo de estudiantes de origen vallenato cuyos padres laboran en la Contraloría General de la Nación.

Al acto asistieron sus hijas María Cleofe y Piedad Martínez Martínez y  sus nietas Silvia Palacios y Rut Leonor Marulanda. La encargada de agradecer el homenaje en nombre de su familia fue la abogada Piedad Martínez, quien  expresó “este colegio se fundó con el amor y la esperanza más grande del mundo”. Luego declaró conmovida que, entre los muchos homenajes ofrecidos en el país desde el fallecimiento de su padre, este fue uno de los más emotivos para su familia, por el grado de amor y ternura reflejado en cada detalle y por el amplio conocimiento demostrado por los estudiantes sobre la vida y obra de Aníbal Martínez Zuleta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.