Ganó o perdió ?

IMG-20151115-WA0008Por Carlos Augusto Rojas C.
Amigos más curiosos de lo normal que se encuentra uno en cualquier esquina de Valledupar, preguntan, sin sonrojarse siquiera:
Ganó o perdió en las elecciones ?
Yo, en vez de decirles que es asunto estrictamente privado y que a nadie le interesa cómo votó un ciudadano en desarrollo de su derecho a elegir, les respondo con la verdad:
Perdí por punta y punta, pues voté por Jaime González Mejía para la alcaldía y por Arturo Calderon para la gobernación.
Casi todos los preguntones me dicen que gente que responda así, no se ve por aquí. En ninguna parte, agrego yo.
Al otro día de las elecciones todo el mundo dice que votó por los ganadores, aunque algunos para matizar la mentira pronostican que el siguiente turno en la alcaldía será para González, pues “ese muchacho es muy buena persona”. Y complementan con esta reflexión de politólogos empíricos:  “con menos votos perdió Tuto la vez pasada, y ahora ganó”.
En el mundo vertiginoso en que vivimos hoy en día, lo que ocurrió ayer ya es cosa del pasado. Por lo tanto, lo del 25 de octubre es un remoto pasado. De lo que se trata ahora es que ganen Valledupar y los demás municipios y que gane el Cesar. Para eso es necesario que todos caminemos en la misma dirección, sin consideraciones políticas, que ya tuvieron su cuarto de hora. El cuarto de hora que se avecina, de cuatro años, es de esta tierra prodigiosa, mágica, enamoradora, acogedora, que nativos y migrantes como yo, llevamos en el alma.
Si a los nuevos gobernantes les va mal, los que pierden son Valledupar y el Cesar, y nosotros los habitantes. En cambio, si les va bien, pues lógicamente ganamos todos. Eso de ganar o perder en las elecciones es pendular: vá y viene. No se gana siempre, no se pierde siempre.
Los actuales gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, y alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, han puesto un punto alto en sus respectivas gestiones. Lo ideal sería que sus sucesores por lo menos los igualaran en realizaciones, en proyección del territorio, en la visión futurista que dejaron impresas en los planes sectoriales, en la ingente tarea que cumplieron, especialmente el alcalde vallenato, para hacer inclusión social. Y si los pueden superar, mucho mejor.
De modo que eso de quién ganó y quién perdió es asunto viejo ya, como un periódico de ayer, o peor, como un periódico de hace un mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.