La intervención de Electricaribe avanza y sus deudas superan los $4 billones

Dos meses y medio después de que la Superintendencia de Servicios Públicos decretara la intervención de Electricaribe, la entidad oficial dio el primer balance sobre las gestiones que adelanta con su interventor, Javier Lastra, y su presidente encargado, Edgardo Sojo.

El interventor de Electricaribe destacó que al cierre del 2016 la compañía presentó pasivos por $4,26 billones, de los cuales $1,8 billones corresponden a deuda. Lastra explicó que cerca de $1,5 billones constituyen deuda de corto plazo mientras que otros $260.000 millones son deuda de largo plazo.

La compañía encargada de proveer energía a toda la costa Caribe también tiene deudas congeladas por $2,4 billones, de los cuales a los proveedores de energía les corresponden cerca de $400.000 millones, a los proveedores de bienes y servicios les deben $200.000 millones y a los bancos $1,8 billones.

A los bancos que más recursos les debe Electricaribe, son las entidades del Grupo Aval que suman $600.000 millones, Bancolombia con $300.000 millones y en el tercer lugar se encuentra el BBVA.

Además, el interventor explicó que pese a que el porcentaje de recaudo ha incrementado y ya está en 86,3%, “con la caja sola de la empresa, acometer las inversiones va a ser muy complicado”.

Por otro lado, los activos de Electricaribe al cierre del año pasado llegaban a los $4,26 billones y según Javier Lastra, el principal activo son los deudores comerciales y otras cuentas por cobrar que son cerca de $2 billones. De esta cartera, el 80% está compuesto por obligaciones a más de 60 días.

Lastra agregó que del 15 de diciembre al 15 de enero se recibieron $460.000 millones en deudas a la compañía.

Por su parte el superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, explicó que para evitar que durante la intervención a Electricaribe la compañía tuviera problemas que llevaran a un eventual apagón en los siete departamentos que atiende, el Gobierno está en obligación de garantizar las condiciones de funcionamiento y por lo tanto el Fondo Empresarial debe comprometer recursos.

Mendoza señaló que “la intervención por sí sola no es la solución de Electricaribe, es apenas el primer paso” y anunció que pronto “habrá anuncios sobre la modalidad de intervención que tendrá la compañía y quién tendrá que hacer las inversiones”.

De acuerdo con el superintendente, la intervención de la compañía tuvo tres impactos en la costa Caribe. En primer lugar, se evitó el racionamiento del servicio en los siete departamentos de la costa caribe, se estabilizó la compañía y se definió que la solución para Electricaribe es que lleve a cabo un programa de intervenciones.

Resumen de nota publicada en revista Dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.