Malala, la joven activista paquistaní que recibió el Nobel de Paz

Malala se convirtió este año en la persona más joven en recibir un Nobel.

Malala se convirtió este año en la persona más joven en recibir un Nobel.

A los 17 años, Malala Yousafzai ya es un símbolo de la esperanza por su ferviente defensa del derecho de las niñas de ir al colegio. Hija del dueño de una escuela en Mingora, Pakistán, alcanzó notoriedad mundial tras descubrirse que ella era quien escribía un blog en la web de la BBC con el seudónimo de Gul Makai, cuando apenas tenía 11 años de edad, durante el tiempo de la dominación talibán en el valle del Swat, en el norte de Pakistán (años 2008 y 2009).

Esa férrea defensa para que las niñas asistieran a la escuela, a pesar de la prohibición de los talibanes y de los combates que se prolongaron por seis meses, provocó que, en el 2012, extremistas le dispararan hiriéndola en la cabeza.

Aún inconsciente, fue trasladada a Reino Unido por temor a que intentaran un nuevo atentado. A partir de ese momento, y a la par de su recuperación, la joven activista, que este año recibió el Premio Nobel de la Paz (la persona más joven en recibir este galardón), mereció otros reconocimientos como el Sajarov a la Libertad de Conciencia, otorgado por el Parlamento Europeo, el de Convivencia Manuel Broseta y el Simon de Beauvoir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.