El Ministro de Ambiente anunció inversión en proyecto de Corpocesar para el río Cesar

corpocesar

Kaleb Villalobos, director de Corpocesar, y Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, de cara al río Cesar.

Una inversión de 2.500 millones de pesos para conservar y proteger el río Cesar, fue anunciada  por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, en el marco de su visita a Valledupar. El proyecto es una estrategia piloto que busca apoyar la construcción de una planta de aireación de la corriente del río para su descontaminación.

El anuncio lo hizo el Ministro de Ambiente en el marco del primer encuentro con autoridades del sector minero-energético y ambiental con la participación de los alcaldes del departamento del Cesar. “Nosotros vamos a acompañar a la Corporación y a la región en el proceso de recuperación integral que incluye la descontaminación del río Cesar”, dijo el funcionario.

El director de Corpocesar, Kaleb Villalobos, resaltó que para recuperar el afluente se necesita además tecnología de punta y es necesario que abarque un plan integral para su sostenibilidad. “El plan comprende diversos proyectos sectoriales y territoriales, así como ambientales globales, entre los que se encuentra la  construcción de una planta piloto de aireación del agua como estrategia inicial, pero además deben confluir todos los actores involucrados para alcanzar una gestión integrada que redunde en beneficio integral del desarrollo territorial del Cesar”, explicó.

El río Cesar, que recorre 280 km entre los departamentos de La Guajira y Cesar, forma con sus afluentes una cuenca que se encuentra localizada al sureste de la Sierra Nevada de Santa Marta y al occidente de la Serranía de Perijá. El área de drenaje en la cuenca abarca unos 22.931 km2, desemboca en la ciénaga de Zapatosa y de ahí al río Magdalena. Entre las principales causas de la contaminación en el río se encuentran el vertimiento de residuos domésticos, agrícolas y agropecuarios, la extracción y explotación de arena, piedras y maderas, expansión de las fronteras agrícolas y el uso de explosivos para pescar, ente otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.