Sobre los Cristianos Coptos asesinados por el Estado Islámico

Por: Padre Alexander Brand

Mucho dolor, tristeza e indignación me han causado las imágenes que hace un par de semanas dieron la vuelta al mundo. Imágenes que mostraban la barbarie con que eran asesinados 21 cristianos coptos de Egipto.

Lo de las guerras de religión no se crean ustedes que es un asunto del pasado, sigue tan actual el tema que aquello de matar en nombre de Dios ha vuelto, o mejor sigue estando muy presente en este mundo creado  para todos los hombres de cualquier raza, pueblo y nación. Y es que eso de pelearse a causa del reconocimiento del único Dios verdadero es tan antiguo y tan de ahora que ya hasta algunos empiezan a considerarlo como algo natural y propio del género humano.

Leía en estos días que estamos ante un Occidente sin creencias y sin valores que adopta una miserable política entreguista ante no sólo la amenaza sino ya también ante la agresión.

La sangre por amor a Cristo se sigue derramando y nos encontramos ante el martirio de unos hermanos nuestros que han tenido la osadía de morir confesando el nombre de Jesús y la esperanza de una vida más allá de la muerte.

Mártires los de la persecución de Nerón  y Diocleciano, mártires los del siglo XX en España, mártires también y en grado sumo los de ahora. En los últimos meses, mayorías musulmanas simpatizantes del Estado Islámico han perpetrado Shorrorosos crímenes contra los cristianos en medio oriente. Como advirtió el cardenal Filoni, “ahora estamos en la tercera mayor persecución

El Estado Islámico es un grupo terrorista insurgente, de naturaleza  yihadista suní, autoproclamado califato, asentado en un amplio territorio de Irak y Siria controlado por radicales fieles a Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado «califa de todos los musulmanes».

El califato reclama la autoridad religiosa sobre todos los musulmanes del mundo, y tiene como objetivo declarado unir todas las regiones habitadas por musulmanes bajo su control,  comenzando con Irak y la región del Levante mediterráneo, que cubre aproximadamente los actuales Estados de Siria, JordaniaIsraelPalestinaLíbano, Chipre, y parte del sur de Turquía.

La Iglesia copta ortodoxa más comúnmente conocida como Iglesia copta, fue fundada en Egipto en el siglo I. Según la tradición, la Iglesia copta tiene su origen en las prédicas de San Marcos que llevó el cristianismo a Egipto en la época del emperador Nerón. Se la engloba en el conjunto de las antiguas Iglesias orientales, que se separaron de la Iglesia primitiva por causa del Concilio de Calcedonia, del año 451. La Iglesia copta fue el resultado de un cisma en que el Patriarca de Alejandría excomulgó al resto de los patriarcas; esto fue motivado según su tradición para conservar la sana doctrina.

 

Comparto la opinión de un articulista gallego que decía: “Lo de los 21 coptos egipcios asesinados bárbaramente en Libia  no levantó ni la centésima parte de la repulsa que se produjo tras el brutal atentado de París.  Habiendo en este de ahora casi el doble de muertos. Pero eran árabes y cristianos y ya se sabe que eso no mueve a nadie. Si son franceses y ateos agresivos ya es otra cosa. Y todos a llorar. Pues yo, reprobando ciertamente el asesinato de París, no soy Charlie. Y soy copto. Y católico o cristiano en Siria e Irak. Esa es mi gente, con la que me siento hermanado. Me explico más para que se me entienda. Todo asesinato es rechazable. Pero no recibes de igual modo la noticia de que han asesinado a un hermano o a un amigo tuyo que a un señor fulano de tal que estaba en quién sabe dónde”

No quisiera terminar estas letras sin manifestar públicamente mi rechazo a la indiferencia o la costumbre de los hombres frente a las tragedias ajenas. Los colombianos también nos sumamos a esa lista de perros mudos que no nos pronunciamos con la intensidad debida. Baste como ejemplo la viñeta que circulaba en whatsaap días atrás y  que con mucha sátira describía la llegada de los 4 niños asesinados en Caquetá y a los que san Pedro a las puertas del cielo les decía : “¿Y me imagino que toda Colombia salió a las calles a protestar por su asesinato? a lo que uno de los 4 angelitos respondió: No creo, estaban más preocupados por la lesión de James”

Triste pero cierto. Si encuentran otro botón de muestra mejor que éste, no estaría mal que nos lo contaran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.