Un Cortocircuito Jurídico Monstruoso

Por Eduardo Dangond Castro

El alza inminente en las tarifas de energía convocan e imponen el debate sobre la problemática.

El art  333 de la carta política establece:

EL ESTADO POR MANDATO DE LA LEY IMPEDIRA QUE SE OBSTRUYA O SE RESTRINGA LA LIBERTAD ECONOMICA Y EVITARA Y CONTROLARA CUALQUIER ABUSO QUE PERSONAS O EMPRESAS HAGAN DE SU POSICION DOMINANTE EN EL MERCADO NACIONAL.

Así de  evidente y en desarrollo del mandato constitucional la empresa prestadora del servicio de energía eléctrica en la Costa Atlántica ostenta un privilegio aterrador de MONOPOLIO que obliga al usuario a casarse indisolublemente hasta el más allá de la muerte con esta empresa sin fórmula de juicio; el monstruo de siete cabezas del privilegio consistente en el monopolio concedido de hecho a ELECTRICARIBE SA ESP.

Montada a horcajadas  en este monstruo jurídico, la empresa somete como esclavos a sus usuarios, rememora los históricos hechos de la colonia, amenaza incesantemente, coacciona y extorsiona el pago desmedido, arbitrario e injusto bajo la apariencia de la ley, cambiando sin excepción todos los contadores en buen estado  arbitrariamente; impone multas y fraudes; como también, extorsiona con cortar la energía si sus clientes no se someten a sus costosos caprichos de acrecentar su declarado patrimonio ….BILLONARIO.

De otra parte, lo que constituye una afrenta sin-igual es el desalentador hecho de que en varias décadas nunca se ha registrado una sanción del estado en contra de esta empresa. Demostrando con ello, que existe un contubernio, complacencia, complicidad o connivencia confesa en este asunto. En este sentido la empresa se burla de las tutelas ante las cuales, aparenta cumplirlas con posterioridad de ser emitidas, reflejándolas en los recibos y luego incrementa el consumo hasta pagarse sus montos caprichosos bailándole el indio al cliente confiado.

Contrastan ineluctablemente los hechos  anteriores comparados con la legislación existente en la LEY 142 DE 1994 POR EL CUAL SE ESTABLECE EL REGIMEN DE LOS SERVICIOS PUBLICOS DOMICILIARIOS Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES.

ART 9 .2
DERECHO DE LOS USUARIOS. LA LIBRE ELECCION DEL PRESTADOR DEL SERVICIO Y DEL PROVEDOR DE LOS BIENES NECESARIOS PARA SU OBTENCION.

ART 11. PARA CUMPLIR CON LA FUNCION SOCIAL DE LA PROPIEDAD …LAS ENTIDADES QUE PRESTEN LOS SERVICIOS PUBLICOS TIENEN LAS SIGUIENTES OBLIGACIONES.
RT 11.2 ABSTENERSE DE PRACTICAS MONOPOLISTICADS O RESTRICTIVAS DE LA COMPETENCIA.

La condición predominante y dominante que le otorga el ser el único prestador del servicio, se concreta en el hecho evidente de la sustracción descarada de ELECTRICARIBE de la totalidad de los contadores cambiados bajo el pretexto de estar alterados o deficientes y en contra de todos los elementales principios de igualdad y confianza que debe imperar entre las partes; apropiándose de los contadores de segunda de propiedad del cliente además de no permitir que este adquiera el contador en el mercado local a su preferencia; sino que, impone la venta propia para acrecentar su patrimonio en contra del vencido y huérfano bolsillo del usuario.

En el espinoso tema social y de responsabilidades públicas el estado permanece  en deuda, clara, expresa y exigible en favor de todos los  usuarios y deberá  responder patrimonialmente por OMISIÓN en el control de esta empresa monopolística y privilegiada que ejerce su poder dominante atacando en forma burda a sus propios clientes que trata como esclavos. Difícilmente existe en Colombia una empresa que haya adquirido tantos enemigos gratuitos, tanta animadversión, tantas protestas, tantas asonadas, tantos problemas de orden público ante la mirada de soslayo, expectante  y cómplice  del ESTADO.

Los costeños fuimos vendidos groseramente y adjudicados obligatoriamente a una empresa, como objetos de recaudo con el agravante además de  cumplirse la teoría absurda en virtud de la cual, las pérdidas  del sector eléctrico se socializan y las utilidades se privatizan en cabeza y en beneficio de Electricaribe.
Por ello, el gran monstruo jurídico debe imperiosamente ser derrumbado sin más dilaciones.

  1. Qué bien q se denuncien e informen estas situaciones. Pueda ser q las autoridades pertinentes tomen medidas correctivas al respecto. Muy bien Dr Dangong

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.