Varios resguardos indígenas tendrán agua todo el año

El director de CORPOCESAR, Kaleb Villalobos, con representantes de las comunidades indígenas beneficiarias de la obra.

El director de CORPOCESAR, Kaleb Villalobos, con representantes de las comunidades indígenas beneficiarias de la obra.

La Corporación Autónoma Regional del Cesar, CORPOCESAR, realizó un proyecto de terminación de los sistemas de abastecimiento de agua en los resguardos Arhuaco, Kankuamo y Kogui, a los cuales pertenecen los asentamientos Yudaka, Isrwa, Sogrome, Donachui, Las Flores y Sarachui, en la Subcuenca del Río Guatapurí, Sierra Nevada de Santa Marta, en jurisdicción de Valledupar.

Los beneficiarios son las comunidades indígenas y campesinos que viven en las zonas de los resguardos, quienes aprovecharán las aguas para el consumo y el riego de predios.

Además, a través del sistema de abastecimiento, se aumenta el volumen de agua para satisfacer las necesidades de la población. El sistema cuenta con un método de captación, la cual va posteriormente a un desarenador donde se separan las partículas que puedan afectar la conducción de las aguas. Después, el agua llega a un tanque de almacenamiento para mantener su volumen. Los tanques llegan a almacenar 500 litros de agua.

En el asentamiento Las Flores, de los kankuamos, se adelantó el mismo proyecto. Sin embargo, el agua se utilizará para proyectos de riego en cultivos de pancoger. En el Asentamiento Sarachui, se ejecutó el proyecto para que las aguas aumentaran su volumen y presión para el beneficio de la comunidad indígena.

Lo importante de este proyecto es que todos los puntos y sitios de donde se toman las aguas, son libres de cualquier alteración causada por personas o animales, lo que las hace completamente aptas para el consumo humano.

El abastecimiento de agua es continuo en cualquier época del año, contrario a lo que ocurría anteriormente, cuando la población sufría en época de verano, ya que les tocaba recorrer varios kilómetros para proveerse del servicio de agua.

El Director General de CORPOCESAR, Kaleb Villalobos Brochel, manifestó que “la satisfacción es grata por poder entregar seis soluciones de acueducto a varios asentamientos indígenas de los pueblos arhuacos, kankuamos y koguis. Este proyecto continuará y se llevará agua a aquellas comunidades indígenas donde es difícil el acceso. Hay más de 600 familias que contarán con el servicio de agua potable durante los 360 días del año. Con esto, mejoramos la calidad de vida de los hermanos mayores y los campesinos.”

Hermes Torres, Representante del Cabildo Gobernador, manifestó que su comunidad “agradece a CORPOCESAR la gestión del Director General. Es un acto muy importante ya que CORPOCESAR ha sido un aliado dentro del territorio en algunos temas trascendentales como facilitar la conducción de agua en las comunidades indígenas.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.