Falta de arreglos de pago entre municipios y Electricaribe impide operación de obras terminadas en el Cesar

image3

Más de 36 mil cesarenses esperan que entren en servicio obras de acueducto y alcantarillado construidas por el gobierno departamental con inversión de $17 mil millones, las cuales no se han puesto en funcionamiento por negativa de Electricaribe a dar los permisos para las conexiones eléctricas de las plantas de tratatamiento.

Argumentando deudas que presentan algunos municipios con la empresa prestadora del servicio de energía, ésta se ha negado a autorizar las conexiones para las obras de distintos municipios, entre las cuales se encuentra la primera etapa del alcantarillado sanitario de Molina y Besote y el acueducto de Simaña en La Gloria; el alcantarillado de Sabana Grande en Curumaní; los acueductos de Zapatosa, Las Palmas, Las Brisas y Antequera en Tamalameque, así como obras en Potrerillo y Cuatro Vientos, municipio de El Paso, y la cabecera urbana de Bosconia.

En Chimichagua no han podido conectarse a energía eléctrica el acueducto del corregimiento Mandinguilla; el acueducto regional de las veredas Dios me ve, Portugal, El Tesoro y San Francisco y el sistema de alcantarillado de la cabecera municipal, que además tiene un importante valor en materia ambiental, porque su funcionamiento evitará que se sigan vertiendo aguas residuales sin tratamiento a la Cienaga de Zapatosa.

En busca de una solución a esta problemática, el gobernador Luis Alberto Monsalvo, ha liderado varias mesas de concertación con alcaldes y directivos de la empresa Electricaribe, sin que a la fecha se hayan logrados resultados positivos. Pese a que algunos municipios han firmado acuerdos de pago, no ha sido posible lograr los permisos para instalar el componente eléctrico que permita poner en funcionamiento las obras construidas y brindar el beneficio a las comunidades.

El gobernador Monsalvo Gnecco, invitó a los alcaldes a buscar alternativas de soluciones legales que permitan poner en servicio los proyectos y cuestionó a Electricaribe porque debe acordar con los mandatarios locales alternativas de solución “pero no puede afectar el derecho vital de la comunidad a contar con los servicios de suministro de agua y de tratamiento de aguas residuales, necesarios para tener mejor calidad de vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.